domingo, 12 de septiembre de 2010

TRES PELÍCULAS MARAVILLOSAS DE CLAUDE CHABROL



Betty



El infierno



La ceremonia

Claude Chabrol (París, 24 de junio de 1930 - París, 12 de septiembre de 2010) ha sido un cineasta prolífico -¡creo que son 56 sus películas!- y venerado por quienes amamos el cine con los sentidos y con la razón. Más allá de etiquetas, el suyo es un estilo que mima el detalle en la mirada y en la composición de sus personajes; su honestidad le ha llevado siempre a huir de arquetipos morales y de simplificaciones, aunque sea conocida su aversión a la clase alta -la bourgeoisie- que con tanta frecuencia diseccionó en sus intrigas en clave negra.

Son tantas y tan buenas sus películas -no he visto todas, pero sí un buen puñado, en el cine y en televisión, cuando aún se emitían ciclos de calidad, años ha- que no sabía bien cuál elegir, pero repasando su filmografía he comprobado que entre 1992 y 1995 realizó tres películas seguidas que quizá sean mis favoritas.

1992. BETTY



Basada en una vibrante novela de Georges Simenon, esta película nos brindó la que quizá sea mejor interpretación de Marie Trintignant, quien se metió en la piel de una joven descastada -en el sentido de clase del término-, abandonada a su suerte por su implacable familia política. Betty es una heroína invertida que surca los mares del placer sin retorno, el que duele y descompone por dentro, cara a cara, sin hipocresía. Una gozada de principio a fin, también estéticamente, que no se deleita en el morbo gratuito que tantos réditos le hubiera dado.



Marie Trintignant, Stéphane Audran, Jean-François Garreaud.

1993. L´ENFER (El infierno).



Muchas veces Chabrol se asomó a los abismos más siniestros que se conocen, los del alma humana -acordaros de Merci pour le chocolat, sin ir más lejos-. Quizá cuando dio el triple salto mortal en esta especialidad fue en 1993, con L´enfer, una película insoportable en el sentido de que no se puede resistir tanto dolor y tanta demencia sin solución como irradiaba este Otelo contemporáneo que encarnó François Cluzet.


Como curiosidad, la película era una idea de Henri-Georges Cluzot -el director de Las diabólicas-, que comenzó a ser rodada por Romy Schneider y Jean-Louis Trintignant; pero Cluzot sufrió un ataque al corazón...
Por favor, no dejéis de ver la escena que he bajado, en la que el marido reconcomido por los celos persigue a su mujer sin que esta se dé cuenta, y sobre todo el momento en que dice para sí -Fait pas ça, fait pas ça, attention à toi / No lo hagas, no lo hagas, ten mucho cuidado...- rogando por que ella no entre en la casa de un supuesto amante.
¿No os parece estremecedor?
Ah, se me olvidaba: pocas veces estuvo tan radiante y bellísima Emmanuelle Béart.

Escena de L´ENFER


François Cluzet, Emmanuelle Béart, Marc Lavoine.


1995. LA CÉRÉMONIE. (La ceremonia).



Detesto la costumbre de ciertos críticos o aficionados a tildar de obra maestra sus películas favoritas. Pero ya tan acostumbrado estoy a oírlo o leerlo que a la hora de acometer la escritura de unas líneas sobre este trabajo lo primero que me viene a la cabeza es "obra maestra".. pero no lo voy a decir. Simplemente opino que es una de las películas más importantes, a todos los niveles, que se hicieron en los años 90. Que adapta extraordinariamente a la ya de por sí talentosa Ruth Rendell.
Que te deja sin aliento, noqueado, sin capacidad de respuesta. Que quien visiona esta película ya nunca más la olvida. Que Sandrine Bonnaire, Isabelle Huppert y Jacqueline Bisset -¡ahí es nada!- están impresionantes.


¿Algo más? Sí. Que no necesita forzar la tuerca ni introducir recursos espúreos tan en boga hoy entre los autores radicales -Haneke, Von Trier- para dar un verdadero recital de cine con un irresistible clima in crescendo y con el mérito innegable de haber actualizado en pantalla, en los años 90, la dialéctica de la lucha de clases.

Sandrine Bonnaire, Isabelle Huppert, Jacqueline Bisset, Jean-Pierre Cassel, Virginie Ledoyen.


(Perdonadme, de verdad, si me he pasado de pomposo. Pero amo de veras el cine de Claude Chabrol y lo que representa.
¡Muchas gracias, Claude, y no sólo por el chocolate!).

22 comentarios:

Xim dijo...

No puedo con él, me aburre soberanamente, me sigo quedando con Truffaut...

SaLu2 dominiKales

X

dvd dijo...

La muerte le cogió (como no podía ser de otra manera, por su incansable actividad) trabajando...

Eleuterio dijo...

Lástima. Se fue uno de los que sí sabía lo que es el cine, contrariamente a tantos de nuestro contemporáneos. Esto con independencia de tener películas irregulares en su carrera.

marichuy dijo...

Querido Justo

'El Infierno' y La ceremonia, me encantan. Ni hablar, uno se tiene que morir algún día, aunque a Chabrol, de verlo trabajar incansablemente como si tuviera 40, casi lo creía eterno.

Un beso

Arguifonte dijo...

En El Séptimo Vicio de Radio3 están hablando ahora de él. Una gran pérdida.

pon dijo...

Me encantó Betty, pero no he visto apenas más pelis suyas. Una pena. En fin. Vamos contando muertitos.........esto debe ser hacerse mayor.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, compararlo con Truffaut ó con Renoir, o con Louis Malle, es refugiarse (gran comentario corto)... es no saber quién es Chabrol, quiero decir que si nos quedamos ahí, o ya lo comparamos todo con Renoir, con el que Visconti empezó haciendo meritoriajes...
Lo que pasa que no estoy de "gran comentario largo" por el p...osteofito...

Chabrol es un maestro, hombre...el mejor "polar" francés, hasta las malas son buenas...Las últimas ya se notaba una pérdida de fuerza...(tal vez la salud...ahora se ve...., claro): "L'ivresse de pouvoir" (Borrachera de poder, qué traducción...Sería más bien "la ansiedad del poder", la ambición...), pues era un peliculón, en la que se escondían más cosas que contaban (la última gran peli sobre la corrupción que he visto junto con "Il divo")...El final es un poco...con poca fuerza, porque Chabrol debía estar ya algo débil: La Huppert, no obstante, se hizo con la peli, y sacó una jueza...¡Buffff!
Otra que la gente ha visto menos es "En el corazón de la mentira" ¡Es una pasadaaaaa! Es una disección criminal de la burguesía francesa...¡Puffff!...también por lo que esconden (ante esas "buenas formas" francesas, que a la vez que te responden con un "merci bien" el "merci bien" puede estar significando perfectamente un "muérete hijo de puta", que en eso ganamos a los franceses, que aquí somos más de al pan pan y al vino vino...)...Un peliculón, encima con las vistas de Mont Saint Michel: crímenes, burguesía que se hace la remolona y gaviotas...¡Buufff!

"La Ceremonia" es un punto y aparte: Le auto-catapultó ya mayor...cuando el propio cine francés le catalogaba ya de "polar aburrido"...Salió un viejo joven que sabía hacer cine: Con la Bonnaire, la Bisset e Isabelle...
Creo que es la única novela con cuya adaptación la Rendell quedó que se corría (Con "Carne trémula" no entendió ni para qué le habían comprado los derechos, si el libro y la novela no se parecían nada)...
Un buen momento para que quién no haya visto "La Ceremonia" la revise...
Sí, el concepto de "obra maestra", yo tb opino ¿Qué es? Pero bueno...una de ésas pelis que sí Te se queda en el cuerpo ocho días (al contrario que "La Cinta Blanca" que se va, se va y se va...):-).
(Atención Spoiler!!!)
Una matanza por dos chachas a una familia burguesa...en Francia...hay que tener cojones
para filmar eso...con música final de Wagner...¡Bufff! La he visto tres veces, pero creo que mira...como es de la Fnac el dvd aún no se ha rayado y va a resistir dos visiones más:-)

Besos

ethan dijo...

Gracias, Chabrol.

Justo dijo...

XIM: Conociéndote, de verdad que me resisto a creer que te aburras con Chabrol... ¿no lo habrás confundido con otro? Pero si él no era nada truño, nada nada...

DVD: Los cineastas demuestran que la longevidad es buena para el talento y la creatividad.. Rohmer murió casi a los cien, y Oliveira sigue en activo..

ELEUTERIO. ¡Ay qué susto me has dado! ¿A qué cirujano has ido?

MARICHUY: Me acordé de ti, porque sé que adoras el cine francés. Y como Chabrol no había muchos, ¿verdad?

ARGUIFONTE: Qué alegría me da que te vuelvas a prodigar -un poquito-. Tú sí que eres el séptimo vicio, resalao.

PON: Te gustaría mucho, estoy seguro... tienes que ver La ceremonia, como mínimo...

Xim dijo...

Justo, no me he equivocado de hombre, no, ¿cómo podría alguien como yo?, me aburre y punto, y no lo he comparado con Truffaut, he dicho que prefiero a Truffaut...

Justo dijo...

XIM: No pasa nada, Xim, cada uno tiene sus preferencias. A mí me ocurre con Godard, no puedo con él, y mira que lo he intentado. Un abrazo.

ETHAN: Gracias a ti también, por el bello homenaje que le has dedicado en tu blog.

RIPLEY: Gracias como siempre por tus generosos comentarios, Rip. Tengo pendiente Borrachera de poder, no sé cómo se me pudo escapar. Pero no puedo estar más de acuerdo con lo que dices de En el corazón de la mentira: ay, si yo te contara anécdotas del país vecino... las escenas de peor educación que he contemplado en mi vida han transcurrido todas allí, parapetadas tras los melosos bonjouurrrrrrr que muchas veces esconden una mala leche tremenda detrás: tú lo has definido muy bien. Me disgusta decir esto, pero es la pura verdad: Francia es dura, sobre todo para un extranjero, y nosotros lo somos para ellos, que nadie se engañe.
La ceremonia es... pues eso... contundente y elegante, impresionante. No es baladí la comparación con Haneke -porque él se me antoja lo contrario, un puro envoltorio-, ya sé que coincidimos -pero pocos más coinciden, los cinéfilos cierran filas con el austriaco-: a mí me gustan cada vez menos sus fuegos de artificio: no me creo sus piruetas, y que lo comparen con Dreyer...

Besos a todos

Uno dijo...

El cine francés es una afición que he compartido poco y he disfrutado mucho. Casi siempre en solitario. También del cine de Chabrol. Nunca vi Betty.

Excelente el post y estupenda en efecto la escena de l´enfer.
Un abrazo

fritzio dijo...

No sólo el amor por Chabrol o la devocion por el cine, lo que quieras poner primero. Es admirable tu capacidad no sólo de síntesis sino de acopio y manera de echar luz sobre los rincones de la complicidad y el elemento sorpresa que siempre fue, es, será, entrar a la oscuridad del cine (aún en la propia habitación) y descubrir al viejo, siempre lo imagino sonriente, dejándonos un pedazo más de la inmensa tela que pintaba con su arte, su música, su escritura, su manera de adaptar, su dulce modo de comunicarnos, tántas cosas.

El Deme dijo...

Ahora me entero que se ha muerto Chabrol, es que vivo en otra órbita. Me gusta mucho su cine, la Huppert era asidua de él, La ceremonia me encantó, no me acordaba que estaba basada en Ruth Rendell (como Carne trémula). No va más también tenía su punto, pillaba la familia burguesa y la desmitificaba de un plumazo. Ir a los antiguos Alphaville y ver una de Chabrol era aprovechar bien la tarde. Ya no están ni los Alphaville ni Chabrol.

fritzio dijo...

Alphaville, como código secreto en una ciudad que no es la de uno. Y saber, sin embargo, que eso ya no es posible. Saludos

Champy dijo...

Orale tu si que lo adorabas!!!

Me gusta tu defensa y amor por él...

Yo lo considero un Caballero muy correcto.

Lamentable, muy lamentable su perdida, pero mientras tu vivas él seguirá con nosotros, o no?

2046

El Deme dijo...

Sí, sí, Borrachera de poder, con la Huppert de jueza, qué buena... Justo, no he visto El diario de Carlota, tenía pinta de cosa juvenil y la dejé a un lado. Chico, no puedo abarcar todo. (Sin embargo, sí vi Pagafantas).

Scotty dijo...

Buena selección de lo mejor de Chabrol. Tres películas maravillosas. sí.
Hay otras tres que me apasionan: La mujer infiel, El carnicero y Accidente sin huella.
Por supuesto que hay muchas más.

Estupendo blog.

Nos seguimos..

pe-jota dijo...

Paradojas de la vida, por un lado nos enteramos del éxito de Alex de la Iglesia y por otro esta pérdida, la perdida de un hombre que supo radiografiar a la burguesía francesa como nadie lo había hecho.

senses and nonsenses dijo...

me acordé de ti. sé la pérdida que supone para ti.
perdonarte? Si es una entrada maravillosa. mucho más que fan, ad-mira-dor...

pensé revisitar La ceremonia, pero me has metido en el cuerpo las ganas de ver Bett, que ni tan siquiera conocía.

un abrazo.

TUT dijo...

Chabrol no tiene termino medio o te gusta o lo odias, a mi particularmente me tuvo enganchado durante un tiempo, luego con los años, al volver a ver algunas de sus películas me han decepcionado un poco.

Un abrazo.

Justo dijo...

UNO: ¡Qué escena, verdad? El cine francés de autor sigue siendo garantía.

FRITZIO: Gracias siempre por tu aliento.. y tu complicidad cinéfila.

CHAMPY: Me encanta ese ¡órale!

DEME: Hay que reconocer, como dijo antes Rip, que Chabrol adaptó mucho mejor a Rendell que Almodóvar. Bueno, es que la película Carne trémula no tiene nada que ver con la novela del mismo título, en realidad, ni en cómo se desarrolla el argumento ni en el mismo mensaje.
¡Ah! Pues yo creo que El diario de Carlota te hubiera gustado, estaba bien, de verdad.

SCOTTY: ¡Encantado, y bienvenido! Te seguiré la pista. Y apunto las películas: son de las que no he visto.

PE-JOTA: Me he alegrado mucho de lo de Álex...

SENSES: ¡Pilla Betty, no lo dudes!

TUT: Bueno, tú no sólo lo has visto, sino que lo has revisitado...

Besos